Por / 24th abril, 2015 / Coche / Sin comentarios

El Marquesado del Zenete ocupa toda la zona sur de la comarca de Guadíx. Sus 10 municipios, situados a más de 1000 m. de altitud, reparten su territorio entre las laderas de Sierra Nevada y el altiplano que se extiende a sus pies.

A pesar de ser dos zonas muy próximas, el Marquesado y el Valle Del Zalabí, ofrecen paisajes muy contrastados que permiten entender la evolución geomorfológica de buena parte de la comarca.

La abundancia y diversidad de recursos ha favorecido desde tiempos prehistóricos el desarrollo de la minería, la ganadería y la agricultura. El Valle del Zalabí es un municipio integrado por tres núcleos de población: Alcudia y Exfiliana, ambos en el valle del río verde, y Charches, en las faldas de la Sierra de Baza. A pesar de ser dos zonas muy próximas, el Marquesado y el Valle Del Zalabí, ofrecen paisajes muy contrastados que permiten entender la evolución geomorfológica de buena parte de la comarca, ya que se observa con nitidez el frente de erosión que hace avanzar la zona de bad-lands, socavando la llanura a ambos lados de valles y barrancos. El espacio donde se asienta la ciudad, Guadix, representa una fase más evolucionada de ese proceso erosivo: el valle del río Verde-Guadix se abre y se ocupa, por un lado, por un denso mosaico de parcelas de aterrazadas de regadío, y por otro, por una alta concentración de cuevas habitadas, que contistuyen el hábitat típico de los bad-lands. Guadix ha sido desde época romana y sin interrupción el centro administrativo e institucional de toda la comarca, de ahí su patrimonio histórico artitisco.

Ruta: lineal

Duración aproximada: media jornada

Distancia del recorrido: 17,2 km.

Cota máxima: 1.237 m. (Jérez del Marquesado)

Cota mínima: 890 m. (Guadix).

Itinerario

Esta ruta parte de Jérez de Marquesado cuyo núcleo actual surgió en la época medieval, en las cercanías de diversos establecimientos íbero-romanos. Los restos medievales más visibles de Jérez son sus torres. Casi todas las iglesias de esta zona son mudéjares, construidas sobre antiguas mezquitas, con ricos artesonados y adornadas con elementos renacentistas, sobre todo en sus portadas. Desde nuestro punto de partida, a la salida de Jérez continuamos hacia la cuesta del Baho, junto al cementerio, camino muy utilizado antes del cierre de la mina por los mineros de Alquife. Descendiendo la cuesta, llegamos al río de Jérez por la zona conocida como el Berral. Siguiendo el río, llegamos a su confluencia con el barranco de lanteira, donde el río cambia de nombre por el de río verde. Esta zona está llena de cortijos abandonados, que nos recuerdan la actividad que tuvo esta zona hasta hace unas décadas. A unos dos kilómetros, podemos apartarnos del río y visitar Albuñán, con una impresionante sala etnográfica. Tras atravesar el pueblo, buscamos de nuevo el río en cuyo valle encontraremos pronto la Ermita de la Virgen de la Cabeza, famosa por su romería el ultimo domingo de abril. Desde allí continuaremos, siempre por el valle, hasta Guadix.