Por / 24th abril, 2015 / Caballo / Sin comentarios

El Marquesado del Zenete es la zona de la comarca de Guadix que tiene una identidad geográfica histórica más marcada.

Uno de los rasgos más impactantes de su paisaje son las enormes escombreras (los “vacies”) de las minas de hierro de Alquife, ya cerradas.

Los diez municipios que lo integran, todos ellos situados por encima de los 1.100 m.s.n.m., ocupan una extensa zona de la cara norte de Sierra Nevada y de la llanura de sedimentación que se abre entre esta sierra y la de Baza. El Marquesado ha sido desde la prehistoria una zona minera por excelencia y todavía hoy siguen abiertas algunas explotaciones. De hecho, unos de los rasgos más impactantes de su paisaje son las enormes escombreras (los “vacies”) de las minas de hierro de Alquife, ya cerradas. Los recursos naturales de la zona son, no sólo variados, sino abundantes, lo que ha garantizado el desarrollo de las poblaciones y de una gran diversidad de actividades, mineras, agrícolas y ganaderas y, actualmente, el turismo rural, que se beneficia de su patrimonio histórico-artístico y de su riqueza medioambiental. Una buena parte del territorio está incluida en el Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada, que alberga las cumbres más altas de la península y ecosistemas de alta montaña con muchos endemismos, además de sorprendentes restos de modelado glaciar.

Ruta: circular

Duración aproximada: 1 día

Distancia del recorrido: 21 km.

Cota máxima: 1.900 m.

Cota mínima: 1.260 m.

Itinerario

Esta ruta recorre en su mayor parte el camino que desde tiempos remotos han utilizado arrieros y pastores para acceder a la sierra de Jérez y al antiguo vivero forestal del Posterillo. Partimos del centro contraincendios de los Moralillos en dirección al pueblo. Poco antes de llegar a la carretera asfaltada, iniciamos un ascenso suave por un carril de tierra que, poco más adelante, se convierte en una vereda bordeada de una frondosa vegetación. En pocos minutos salimos a la antigua fábrica de harinas San Torcuato, convertida más tarde en seminario del obispado de Guadix, que estuvo en funcionamiento hasta mediados de los ‘80. Por este tramo, que discurre por la Cañada Real del Camino de Granada, vamos dejando a los lados varios molinos tradicionales de grano, hasta adentrarnos en los límites del Parque Natural de Sierra Nevada. Siguiendo una vereda muy marcada, que nos ofrece magníficas vistas de la sierra y del barranco Alhorí, llegamos hasta el antiguo vivero forestal y refugio del Posterillo, al que bordeamos en busca de cotas más altas por una vereda que asciende poco después de acabar la valla. Tras pasar junto a una serie de cortijos en ruinas, cruzamos el río Alhorí a pocos metros del embarcadero de toros bravos El Toril. Desde aquí parte una empinada senda que serpentea entre los pinos hasta llegar a la Loma de Enmedio, a 1.900 m., junto al refugio del Postero Alto, donde podemos descansar antes de iniciar el regreso. Para el descenso utilizamos un cortafuegos que nos conduce al área recreativa de la Tizná, junto al río Alcázar, donde conectamos con la pista principal. Siguiéndola, encontramos una senda que desciende hasta las inmediaciones de Jérez del Marquesado, desde donde regresamos al punto de partida.