La ubicación de Hotel Mulhacén, aún estando en lugar céntrico de Guadix, permite percibir la tranquilidad y paz que se respira en esta ciudad.

EL ENTORNO DEL HOTEL MULHACEN

Los espacios naturales y la alta montaña de Sierra Nevada configuran la comarca de Guadix o Altiplano, formado por más de treinta municipios, donde Guadix representa el núcleo poblacional de más importancia.

Cualquier rincón de esta comarca es digno de ser visitado, bien para la práctica de senderismo o rutas de índole cultural, o bien para disfrute de su consolidada gastronomía comarcal.

Pueblos a destacar, entre otros, serían, al norte Pedro Martínez, Gorafe y Benalúa, al este Purullena, Graena y Beas de Guadix, y al sur y suroeste Alcudia, Cogollos de Guadix, Jerez del Marquesado, La Calahorra, Dólar, Alquife, Aldeire, etc.

ENTORNO NATURAL

Las tierras baldías o badlands, son un tipo de paisaje ruiniforme de características áridas y de litología rica en arcillas, extensamente erosionado por el viento y el agua. Cañones, cárcavas, barrancos, canales, hoodoos (columnas de roca con formas en sus picos) y otras formas geológicas del estilo son comunes en las tierras baldías. A menudo es difícil caminar por ellas. Normalmente, estas tierras presentan una espectacular gama de color que alterna estrías que van del negro azulado oscuro, característico del carbón, al rojo brillante, característico de la arcilla, la escoria.

badlands

Origen del Término
El término «tierras baldías» tiene un doble origen: por un lado, el pueblo Lakota llamó a la topografía mako sica, literalmente «malas tierras», y los cazadores franceses les mauvaises terres à traverser, «las tierras malas para cruzar». El nombre es apropiado. Las tierras baldías se forman en áreas de infrecuentes pero intensas lluvias y escasa vegetación, receta perfecta para una erosión devastadora. El paisaje se caracteriza por sus cuestas empinadas, su tierra suelta y arcilla, hecho que impide viajar cómodamente por él.
Características
Algunas de las capas de fósiles más importantes se han encontrado en este tipo de tierras, donde las fuerzas de la erosión han expuesto las capas de sedimentos y la falta de vegetación hace que el trabajo del agrimensor sea relativamente fácil.
Localizaciones Preferentes
Algunas de las formaciones de tierras baldías más conocidas se pueden encontrar en los Estados Unidos y Canadá. En los EE.UU. el Theodore Roosevelt National Park en Dakota del Norte y el Badlands National Park en Dakota del Sur poseen extensas formaciones de tierras baldías. Otra famosa área de formación de estas tierras es el Toadstool Geologic Park en el Oglala National Grassland al noroeste de Nebraska. Existe una zona con un considerable número de tierras baldías en Alberta, Canadá, sobre todo en el valle del río Red Deer, donde se encuentra el Parque Provincial de los Dinosaurios. El Royal Tyrrell Museum of Palaeontology en Drumheller, Alberta también se encuentra en un terreno de tierras baldías, pues contiene numerosos fósiles encontrados en el área.

En España se puede encontrar un amplio paisaje de badlands en Andalucía Oriental, rodeando el valle de los ríos Guadix y Fardes, en la Accitania (provincia de Granada). Además, en Almería ocupan un 15%. También en el valle del Ebro (los Monegros, las Bardenas Reales).

Tienen una gran importancia medioambiental porque producen erosión, afectando a suelos y vegetación; además, los rellenos pueden producir anegamiento y salinización; e inestabilidad en las laderas, lo que hace a la zona más vulnerable frente a las lluvias torrenciales. También supone una pérdida de terrenos cultivables, y supone un gran impacto sobre el paisaje.