Por / 24th abril, 2015 / Senderismo / Sin comentarios

Benalúa se sitúa muy cerca de la confluencia de los ríos Guadix-Verde y Fardes, en pleno centro de la Hoya de Guadix.

Benalúa aparece citada por primera vez en fuentes escritas inmediatamente posteriores a la conquista cristiana como Menaluga, cuyo significado aún no está aclarado.

Pueblo típico de cuevas, comparte con otros pueblos similares de la comarca un entorno paisajístico de fuertes contrastes: hacia el norte se abre la extensa zona de bad-lands a lo largo de kilómetros y kilómetros, hacia el sur nos encontramos con la fértil vega de pequeñas parcelas aterrazadas por las que discurren las acequias, algunas de ellas centenarias. Benalúa aparece citada por primera vez en fuentes escritas inmediatamente posteriores a la conquista cristiana como Menaluga, cuyo significado aún no está aclarado. En esas mismas fuentes se menciona la existencia de una torre de vigilancia, de la que hoy no quedan restos. En torno a esa torre debieron establecerse las primeras cuevas, en los últimos tiempos del Reino Nazarí de Granada y en las cercanías de una vía de comunicación importante: el camino de Jaén, heredero de la romana Vía Augusta. En Benalúa, además del conjunto arquitectónico del modernismo industrial que conforma la antigua Azucarera y en el que hoy se encuentra el Ayuntamiento y otros edificios públicos, recomendamos visitar la iglesia neomudéjar, el barrio de cuevas y el mirador del Cerro Kabila, desde donde se observan todos los contrastes del paisaje de bad-lands y de vega.

Ruta: circular

Dificultad: baja

Duración aprox.: 1 hora 5 minutos

Distancia de recorrido: 3,7 km.

Cota máxima: 850 m.

Cota mínima: 820 m.

Itinerario

Esta ruta les propone un agradable paseo por la vega de Benalúa. El punto de partida es la carretera comarcal que une Benalúa con Fonelas. Desde allí y por un carril de tierra seguimos andando entre huertos donde abundan los melocotoneros, el frutal más abundante de esta zona. Poco antes de llegar al río Fardes y a la Estación de Fonelas, cruzaremos la vía para seguir por un carril de tierra que, en parte, sigue el antiguo camino ganadero de la Colada de Paulenca, hasta llegar a orillas del río Guadix, muy cerca de su confluencia con el Fardes. Siguiendo el carril que remonta el río saldremos a la carretera comarcal Benalúa-Bejarín, donde daremos por terminado el paseo.