Por / 24th abril, 2015 / Coche / Sin comentarios

La zona norte de la comarca de Guadix es lo que conocemos como Los Montes, espacio bien delimitado por el curso bajo del Fardes y la ladera norte de Sierra Arana, en el que domina el paisaje árido.

En los Montes encontramos los restos paleontológicos y prehistóricos más antiguos de toda la comarca, en los que destaca el conjunto de dólmenes que se extiende desde el valle del río Gor hasta el llano.

Al pie de Sierra Arana se abre una llanura de lomas suaves donde encontramos los pueblos de Darro, Diezma, Moreda, Laborcillas, Gobernador, Huélalo, Alamedilla y Pedro Martínez. Hacia el este, esa llanura se ve bruscamente cortada por los barrancos y arroyos que forman la cuenca baja del Fardes, dando inicio a la zona de bad-lands más extensa y espectacular de la comarca, con los pueblos de Alicún de Ortega, Dehesas de Guadíx y Villanueva de las Torres. En los Montes encontramos los restos paleontológicos y prehistóricos más antiguos de toda la comarca, en los que destaca el conjunto de dólmenes que se extiende desde el valle del río Gor hasta el llano. Durante muchos siglos ha sido la zona que comunicaba el valle del Guadalquivir con Guadix. En los últimos siglos de la Edad Media fue, sobre todo, una zona fronteriza, sometida al acoso constante de los ejércitos cristianos, de ahí la abundancia de torres, atalayas y castillos. Cuando se culminó la conquista cristiana la zona estaba prácticamente despoblada y la repoblación dio lugar al surgimiento de los pueblos actuales en torno a cortijadas pertenecientes a los señores que recibieron tierras, y que dieron nombre a las mismas (Alicún de Ortega, Pedro Martínez, Gobernador…). Actualmente es una zona cerealista y ganadera que nos ofrece embutidos y panes de excelente calidad.

Itinerario

La ruta parte de Guadix, desde donde, por la A-92, llegamos a Diezma y Darro, al pie de Sierra Aran, donde existen refugios rocosos con restos de pinturas prehistóricas y también una cueva, Cueva Horá, ocupada durante el Paleolítico. Continuamos por el llano hacia Moreda y Gobernador donde podemos visitar su pequeña iglesia mudéjar. Siguiendo la carretera hacia Pedro Martínez, podremos observar algunas de las torres de vigilancia musulmanas. Desde Pedro Martínez continuamos por una estrecha carretera hacia Alamedilla, que nos sorprenderá por su verde vega en medio de los áridos bad-lands que la rodean. Para continuar hacia Dehesas de Guadix tenemos que volver al cruce de la carretera de Pedro Martínez. El trazado de la carretera nos permitirá observar el extraño paisaje lunar, en el que de vez en cuando encontramos un cortijo aislado o un rebaño de cabras. Desde Dehesas nos podemos acercar a Alicún de Ortega, donde se encuentran los restos del castillo medieval más importante de la zona. De regreso, pasando de nuevo por Dehesas y siguiendo la carretera que remonta el curso del Fardes, llegaremos a Villanueva de las Torres, donde tendremos una de las más importantes vistas de los bad-lands de la comarca. Desde Villanueva continuamos, siempre por lentas carreteras comarcales, hasta Huélago, en cuyo entorno podremos observar algunos de los dólmenes y una de las torres medievales mejor conservadas. El regreso hasta Guadix lo realizamos de nuevo por Darro, donde enlazamos con la A-92.